Se pronuncian por asilo a Caravana migrante

Gerardo Romo//// CVN

La Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI) reconoció  las acciones emprendidas por los Ombudsperson de México, Honduras, Guatemala y El Salvador para proteger los derechos humanos de miles de personas en contexto de migración que dejaron sus países de origen y se dirigen hacia los Estados Unidos  en busca de seguridad y una mejor calidad de vida.

"Urge proteger y brindar asistencia humanitaria a las personas migrantes, solicitantes de asilo y de la condición de refugiado dentro de su jurisdicción, en coordinación con el ACNUR, INDH y organizaciones de la sociedad civil, así como garantizar que los retornos se basen en consentimiento verdadero, plenamente informado y válidos de las personas migrantes, de manera digna y segura, garantizando el respeto a sus derechos y adoptando medidas apropiadas para evaluar sus necesidades y su reintegración en el país de origen". señaló Beate Rudolf, presidenta de la  (GANHRI)

Además advirtió que continuarán labores de monitoreo de la situación y reitera su apoyo a los esfuerzos de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos de México, Honduras, Guatemala y El Salvador.

"Se debe  respetar el principio y el derecho a la no devolución; respetar el principio de prohibición de rechazo en la frontera, para lo cual deben analizarse las condiciones y necesidades particulares de protección internacional y protección especial para las personas que integran la caravana migrante, para determinar si deben ser reconocidos como refugiados o si requieren protección adicional, y respetar el derecho y el principio de prohibición de expulsiones colectivas", señaló la presidenta de la   (GANHRI). 

Reconoció la disposición, esfuerzos y coordinación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México, el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH) de Honduras, el Defensor de los Derechos Humanos (PDH) de Guatemala y la Procuraduría de los Derechos Humanos de El Salvador (PDDH) para proteger los derechos fundamentales de las personas en movilidad, brindarles asistencia humanitaria y evitar que su situación empeore, con enfoque especial en mujeres, niñas y niños, niñez no acompañada, personas mayores y con discapacidad en su trayecto para llegar a la frontera entre México y los Estados Unidos de América.

La Presidenta, en nombre de todas las INDH del mundo calificó de  alentadora la preocupación humanitaria y de derechos humanos y de carácter transnacional por la Caravana Migrante formada principalmente por más de 8 mil migrantes de Honduras, El Salvador y Guatemala.

“Llamo a la CIDH y a todos los demás actores involucrados para que apoyen a las INDH en su esfuerzo de proteger los derechos humanos de las personas que se desplazan”, dijo.

Expresó que en línea con las normas y estándares internacionales, sería muy deseable que la CIDH dé el apoyo subsidiario o complementario a las medidas cautelares emitidas por la CNDH de México, las cuales reafirman los problemas de asistencia humanitaria, supervisión y vigilancia, el acceso al transporte humanitario y la protección de los derechos humanos de los miembros del fenómeno de las migraciones masivas llamado mixto y complejo “Caravana de migrantes”. 

También, dijo  se deben cumplir las ocho medidas recomendadas por la CIDH en la comunicación del 23 de octubre pasado, según corresponda también a México y, en particular, a los Estados Unidos de América, tales como asegurar el derecho a solicitar y recibir asilo de personas que requieren protección internacional y satisfacer sus necesidades humanitarias urgentes, así como respetar y garantizar los principios de unidad familiar y los mejores intereses de la niñez.

 

 De igual manera, agregó se deben  garantizar, mediante procedimientos justos y efectivos, el reconocimiento de la condición de refugiado a las personas que tienen temor fundado de persecución en caso de regresar a su país de origen o que consideran que su vida, integridad o libertad personal se verían amenazadas.