Política y Algo Más. Justicia Mexicana en Entredicho?Por Antonio Noria

Central Virtual de Noticias / Zacatecas, Zac.-El caso de la ciudadana francesa Florence Cassez nos debe preocupar –y avergonzar-  como mexicanos por  la singular forma de procurar e impartir justicia.

El proyecto de amparo definitivo a favor de la mujer detenida el 8 de diciembre de 2005 no juzga la inocencia o culpabilidad.

El ministro ponente de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, sustenta jurídicamente que el procedimiento de captura de Florence está viciado.

No se sujeto a la Constitución.

Por ello pide en su proyecto la “inmediata y absoluta libertad” de Florence Cassez, presa en el penal femenil de Tepepan, en  Xochimilco, donde cumple una condena de 60 años.

En 145 cuartillas, Zaldívar Lelo de Larrea resalta que entre los vicios cometidos, que le quitan fiabilidad al asunto, por la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), dirigida en ese entonces por el ahora secretario de Seguridad Pública Federal (SSPF), Genaro García Luna, no cumplió con el protocolo de avisar de manera inmediata al consulado o embajada de Francia en México de la detención de Florence Cassez para la asesoría legal de ésta.

El anterior argumento es el que sistemáticamente alega el gobierno mexicano en los casos de connacionales condenados en Estados Unidos a la pena capital ¿entonces porque no aplicarlo aquí, en México?

Sin embargo, sostiene el ministro Zaldívar Lelo de Larrea,  que la AFI se dio todo el tiempo suficiente para hacer un montaje en el rancho Las Chinitas, ubicado en la carretera federal México-Cuernavaca, del rescate de tres personas secuestradas, entre ellas una mujer y su pequeño hijo, que fue transmitido en vivo aquella mañana en Televisa y Tv Azteca.

Y en donde Florence Cassez es presentada ante las cámaras como “jefa” de la banda de Los Zodiacos. Acusación que siempre ha negado.

Hasta 24 horas, después de la transmisión televisiva,  la detención de Florence Cassez se aviso oficialmente al gobierno francés, representado en México.

Ahora, el tema Cassez está sobre la mesa de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la que los cincos ministros - Arturo Zaldívar, Olga Sánchez Cordero, Guillermo Ortiz Mayagoitia, Jorge Mario Pardo y José Ramón Cossío- deberán debatir el próximo 21 de marzo.

Según los especialistas, la Primera Sala de la SCJN es la mejor. Y, además, tendrá la oportunidad de mostrarse ante la opinión pública cómo debe ser el máximo tribunal del país: ¡independiente, autónomo¡

De no posponerse esa sesión, la libertad de Florence Cassez dependerá únicamente de tres votos a favor del proyecto del ministro ponente Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.
Por lo tanto al gobierno de Felipe Calderón no le quedará otra más que acatar la resolución. Ya el secretario de Gobernación, Alejandro Poyré, adelanto que acatarán la decisión que emita la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Sin embargo, hasta el momento, a pesar de ese antecedente - uno de los muchos errores cometidos por Genaro García Luna-, el gobierno mexicano ha sido pasivo e indiferente.

No se ha pronunciado por la remoción de su secretario de Seguridad Pública Federal, García Luna, quien públicamente pretendió defenderse al reclamar los derechos de las víctimas.

Seguramente, en México, el país de la corrupción e impunidad, García Luna no enfrente cargos penales por la forma ilegal –si se confirma el proyecto de Zaldívar Lelo de Larrea- de la detención de Florence Cassez.

Pero, con certeza, el caso podría llegar hasta la Corte Penal Internacional, en donde el 25 de noviembre de 2011, junto con el Presidente Felipe Calderón; el titular de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván; de la Marina Armada de México, Francisco Saynez, así como el líder del cártel del Pacífico, Joaquín El Chapo Guzmán, enfrenta cargos de lesa humanidad.

El máximo tribunal de La Haya le dio entrada a la  denuncia presentada por escrito y firmada por más de 23 mil mexicanos. Es decir está en proceso de investigación.
Aparte de que el caso Cassez avergüenza a los mexicanos, también éste nos coloca mal ante los ojos internacionales principalmente frente al gobierno francés.

Ante la gravedad del asunto, el presidente francés Nicolás Sarkozy viajó a México el 9 de marzo de 2009 para sostener un encuentro con el presidente Felipe Calderón.
El 10 de marzo, el mandatario galo pidió a Felipe Calderón la extradición de Florence Cassez como lo establece el  Convenio de Estrasburgo.

Al día siguiente, el mandatario mexicano expresó su inquietud sobre la posible extradición de Cassez y su consecuente liberación en Francia.

Calderón ratificó su posición después del 11 de mayo de 2009, cuando David Orozco, “El Géminis”, integrante de la banda de Cassez, declaró ante las autoridades que la ciudadana francesa había planeado y ejecutado varios secuestros.

Esas posturas del gobierno mexicano tensaron la relación con Francia.

En el 2011 se canceló la participación de México en el evento cultural Año de México en Francia, después de que las autoridades francesas anunciaran que dedicarían las celebraciones a Cassez.

En cuanto al montaje televisivo, el que se encargo de hacerlo público fue, precisamente, García Luna, en una entrevista con Denises Maeker, en Atando Cabos, a quien dijo que aquél se realizó a petición de los reporteros..

 Como reacción inmediata, la empresa de Emilio Azcárraga Jean despidió al reportero Pablo Reinha. Éste presentó una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en defensa de su “dignidad profesional” (¿tendrá?).

Además, logró una declaración de la AFI con poca credibilidad que “le habían negado información” como una forma de justificar lo injustificable ante el señalamiento del titular de esa corporación.

Lo cierto que el sistema de impartición y procuración de justicia ha quedado en entredicho y ahora la SCJN pretende reparar las graves pifias que han llevado a una mujer a cinco años de prisión.

En cuanto a periodismo también hay que decirlo, quedo como una profesión pisoteada y utilizada para lucimiento con casos irreales.

En ese sentido sólo nos resta esperar la llegada del miércoles 21 de marzo y el resultado final que emita el máximo tribunal del país en un caso que ha levantado polémica.

Hasta la próxima semana

 

.