.

Miercoles, 18 de Octubre de 2017


Graco Ramírez, el Respaldo del PRD y el Rechazo a su Gobierno.

Jacobo Cruz Tobon | Colaborador

CVN-ZACATECAS.- El Movimiento Antorchista de Zacatecas se ha alzado en defensa de sus hermanos, los pobres del estado de Morelos para dar a conocer el mal gobierno del perredista Graco Ramírez quien manda en la tierra de Emiliano Zapata, el defensor de los campesinos del sur.

La difusión de volantes y conferencia de prensa, son algunas acciones con las que se denuncia la política represiva de un Gobernador con biografía de izquierdista  pero que en la práctica conduce un Gobierno con todos los métodos de la derecha más atrasada que se niega a resolver demandas elementales de colonos, campesinos y estudiantes humildes.

Esto se manifiesta en las cifras oficiales levantadas durante su ejercicio: 1.- Más de 3,600 homicidios dolosos (Fuente: Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, SESNSP); 2.- Más de la mitad de la población vive en pobreza, casi 1 millón, además pasó a ser de los 10 estados con mayor pobreza. (Fuente: Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social); 3.- Es el 3er estado más violento de todo el país. (Fuente: Instituto para la Economía y la Paz); 4.- 1er lugar nacional en secuestro y también 1er lugar en “extorsión por incidencia”. (Fuente: Instituto para la Economía y la Paz), etc.

La intolerancia de Graco Ramírez ha pasado todas las etapas de la violencia  oficial, llegando hasta el último recurso que son amenazas de muerte en contra de integrantes del Comité Estatal de Antorcha en el estado, pero que se centran sobre todo en Soledad Solís Córdova, líder del Movimiento Antorchista en Morelos.

El descontento social que el  Gobierno seudo izquierdista en Morelos se ha extendido  y al día de hoy, son ya  otras  organizaciones  quienes exigen la renuncia del mandatario estatal representadas por personajes como el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro; el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera Jiménez, y el líder transportista Dagoberto Rivera Jaimes, que han sufrido también la descalificación y rechazo  del gobierno en turno.

Antorcha no ha exigido la renuncia del  gobernador y esto no  es de su interés, pero lo que sí exige es que se  atiendan las demandas ciudadanas, que no son otra cosa que la dotación de servicios públicos como redes de agua potable, electrificación, alcantarillado y el reconocimiento de escuelas donde se educan los hijos de  gente pobre que no pueden acudir a instituciones privadas, etc.

El descontento de los integrantes del frente Amplio Morelense, da razón a Antorcha;  no estamos equivocados al exigir la creación  de clínicas y escuelas, de drenaje, agua potable y apoyos con fertilizantes y semillas para productores del campo;  el de Graco Ramírez es un Gobierno al servicio  de la alta burguesía de ése estado y desde luego, en detrimento de la atención y solución de problemas de los sectores populares.

Por todas las agravantes enlistadas, es  de sumo cuidado que el PRD se pronuncie en respaldo del gobierno de Morelos, cosa que no es exclusiva de este instituto, pero creo que se debería ir más allá,  de tan sólo brindar el respaldo a un destacado integrante del democrático partido,  sino que la dirigencia nacional, en conjunto con el gobernador de Morelos,  debiera de revisar la política que implementa con sus ciudadanos,  no para salir a enfrentarlos, sino que  de ése análisis crítico debieren obtenerse propuestas que resuelvan  los problemas que se plantean por parte de los que protestan y se debe dejar de  acusarlos de levantiscos y de que defienden intereses oscuros, sino porque hay acciones que seguramente afectan a los inconformes, entre ellos a los antorchistas de aquella entidad.

El gobernador de Morelos y los perredistas que le respaldan deben aceptar  que  cuando hay inconformidad, se evidencian fallas en el ejercicio del poder, máxime cuando ese malestar es manifestado por una gran mayoría de la población;  entonces  se requiere de un análisis exhaustivo acerca de las cosas que  están mal y sobre todo la forma de recomponer la relación entre ciudadanía y gobierno.

Siendo así, este ejercicio será saludable para cualquier Gobierno, pero esto es más urgente en el caso de aquel que se ha presentado a la población como de izquierda, progresista y que velará por los pobres y marginados de México.

 El mandatario estatal de Morelos y el PRD deberían  tener un amplio respaldo popular, los gobiernos  también deben actualizarse y entender que ya no se puede ser oposición por sistema,  descalificar  y aponerse a todo, esa es una postura muy cómoda; porque si hay entes que actúan de esta forma, por sistema, serían  en todo caso agentes pagados por un enemigo poderoso, pero creo que no es el caso.

En el marco del descontento generalizado, Antorcha celebrará el 23 aniversario de surgimiento  en Morelos, será el  próximo 28 de agosto cuando 10 mil morelenses asistan a un  gran festival cultural de protesta, en el recinto ferial de la ciudad de Cuernavaca, donde se contará con la presencia de Aquiles Córdova Morán, líder nacional del antorchismo.

Ante este panorama  es que Antorcha Zacatecas se suma a la campaña nacional de denuncia  para  pedir que este Gobierno emanado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), cambie la forma de hacer política, basado en la descalificación, persecución y amenazas contra la gente que reclama solución a problemas de los pobres en Morelos y desde estas tierras estaremos atentos al llamado que se nos haga por parte de nuestra Dirección Nacional para unirnos  a su defensa y continuar con la exigencia de justicia social que pedía el nacido en Anenecuilco, Emiliano Zapata:   justicia social, a través de la exigencia de dotación de tierras cultivables bajo el lema de “Tierra y Libertad”.

Jacobo Cruz Tobon | Colaborador