Viernes, 28 de Abril de 2017


Reprueba CDHEZ Atentados Contra la Dignidad Humana en el Penal de Zacatecas

STAFF /// CVN 

“La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) ha actuado con toda diligencia, profesionalismo y legalidad en el cumplimiento de sus funciones” dice el órgano defensor en un comunicado haciendo referencia a las imágenes que se han difundido en medios de información donde se aprecia a elementos policiales sometiendo a internos dentro del penal de Zacatecas. 

“Particularmente en el Sistema Penitenciario  ha estado permanentemente vigilando la actuación de las autoridades de seguridad pública y penitenciarias, a quienes les ha emitido una serie de recomendaciones puntuales y específicas para garantizar el respeto irrestricto de los derechos humanos de los internos e internas de los centros penitenciarios en el estado” añade el comunicado. 

En días pasados, se difundió una serie de imágenes en donde aparecen reclusos del penal de Zacatecas, desnudos, de rodillas  y acostados, siendo sometidos por elementos de seguridad. Según se ha determinado, los abusos corresponden al periodo de la administración de Miguel Alonso. 

“La Comisión de Derechos Humanos desde el momento que tuvo conocimiento de fotografías y la denuncia pública de parte de internos del CERESO Varonil de Cieneguillas -difundidas en un medio de comunicación televisivo-, inicio una Queja de Oficio para investigar los hechos, deslindar responsabilidades y emitir la recomendación correspondiente” dice el comunicado de la CDHEZ que añade que personal de la Comisión se constituyó en este Centro de reinserción social e inició una serie de entrevistas, comparecencias y demás diligencias para sustanciar el expediente, acreditar las violaciones y emitir la recomendación correspondiente. 

El organismo defensor de los derechos humanos sostuvo que hay una vigilancia permanente para que las autoridades penitenciarias garanticen el respeto de la vida, la integridad física, psicológica y moral, así como del resto de los derechos de las internas e internos -procesados y sentenciados- que se encuentran bajo su resguardo. 

Argumentó que las personas privadas de su libertad no se les pueden restringir sus derechos que son inherentes a su dignidad humana.