Jueves, 21 de Septiembre de 2017


Zacatecas Presume “Gobierno Diferente” con Estado Ardiendo (REPORTAJE)

Gerardo Romo /// CVN

Los primeros 7 meses de la administración del gobernador  Alejandro Tello se han caracterizado por una constante: homicidios, enfrentamientos a balazos entre grupos rivales de la delincuencia organizada y zozobra entre la población a causa de la violencia.

Esta administración que tiene como slogan un “Gobierno diferente”, no ha podido serlo al menos en materia de seguridad pública.

Los recientes hechos de violencia reflejan que el gobernador de extracción priista y su gabinete de seguridad no han podido revertir los crímenes ocurridos en varios municipios de este estado que, la noche del martes pasado, alcanzó su nivel más alto cuando dos grupos rivales de la delincuencia organizada se enfrentaron a balazos en Nochistlan, municipio colindante con Jalisco.

Los pobladores aseguran que la refriega duró hora y media, las autoridades indican que sólo media, lo que es un hecho es que se encontraron más de mil 500 casquillos percutidos de armas de grueso calibre y se detonaron por lo menos 6 granadas.

Tras el enfrentamiento las autoridades que llegaron cuando la batalla había concluido no reportaron heridos ni muertos. 

Asesinatos a la alza 

En enero de este año la cifra de muertos cerró en 75, el mes  más violento que Zacatecas tenga memoria al menos en los últimos 3 sexenios.

De acuerdo con Marco Vargas, vocero de Seguridad Pública de Zacatecas del 1 de enero de este año, al 7 de abril, se tenían contabilizadas 173 ejecuciones, es decir homicidios perpetrados entre presuntos miembros de la delincuencia en su lucha por el territorio.

El corredor de Zacatecas identificado como más violento por la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría de Justicia (PGJE) abarca los municipios de Guadalupe, Zacatecas, Fresnillo, Enrique Estrada, Calera , Ojocaliente  y Jerez.

Aunque también han ocurrido hechos violentos en Valparaíso, Sombrerete, Villa de Cos, Pánuco, entre otros. Desde el sexenio de la perredista  Amalia García (2004-2010) se decía que no había municipios sin presencia del crimen organizado.

El procurador de Justicia del Estado  Francisco Murillo Ruiseco, afirmó  en concordancia con declaraciones del gobernador Alejandro Tello, que “casi el 98  por ciento de los homicidios” ocurridos en Zacatecas “tienen vínculos con la delincuencia organizada”.

 Aun cuando muchos de los casos no han sido resueltos, las estimaciones que hacen las autoridades de justicia son por el tipo de características del homicidio. Personas con “tiro de gracia”, huellas de tortura y mensajes a bandas rivales.   

El recuento de los daños 

Al recuento de balaceras y víctimas, hay que sumarle las 5 bolsas con restos humanos que elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado  (PGJE) encontraron el pasado 8 de abril en la comunidad de Martínez Domínguez y otras 2 bolsas más, 48 horas después, con similares características,  en la comunidad de “El Bordo”, ambas del municipio de Guadalupe.

El 19 de abril, un hombre fue acribillado de 12 balazos en la avenida México del municipio de Guadalupe.

El 16 de abril, asesinaron a dos personas más en distintas comunidades y se encontró una bolsa más con restos humanos en el municipio de Guadalupe;   el 13 de abril  asesinaron a un  hombre en el municipio de Sombrerete, colindante con Durango.

Y también fueron encontradas sin vida y con  signos de tortura dos mujeres en el municipio de Calera, esto en la segunda semana de abril.

Además, el viernes 14 de Abril, en la colonia Colinas del Padre hombres armados, alrededor de las 14:45 horas, asesinaron a dos personas e hirieron a una más.

Tan sólo el pasado fin de semana (22 y 23 de abril) se registró una persecución entre policías ministeriales y hombres armados que dejó dos personas muertas y un herido.

La Procuraduría de Justicia del Estado  reportó el hallazgo del cadaver de una mujer de entre 20 y 22 años de edad que estaba siendo devorado por perros callejeros en un lote baldío ubicado en la vialidad siglo XXI de la capital entre las colonias Antorcha Campesina y Monte Bello del municipio de Guadalupe.

También se reportaron ataques de hombres armados a miembros de las policías municipales de Villanueva y Villa de Cos. 

Así en lo que va de la administración tellista la cifra de hombres y mujeres asesinados en Zacatecas  asciende a por lo menos 350 personas, de acuerdo al recuento oficial y los hechos registrados en medios.

De acuerdo a cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de septiembre a diciembre, de 2016, en los primeros meses de la administración tellista se presentaron 158 homicidios dolosos.

Zacatecas además se encuentra en el cuarto lugar con mayor número de fosas clandestinas (83) sólo por debajo de Veracruz, Nuevo León y Guerrero, de acuerdo con el Informe Especial sobre Desaparición de Personas y Fosas Clandestinas en México de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). 

El debate de la inseguridad al Congreso 

La inseguridad que se vive en Zacatecas debido a una lucha de grupos criminales rivales, según la versión oficial, es un tema que en diferentes ocasiones ha sido tema de debate en el Congreso local donde legisladores locales de oposición han pedido la renuncia del gobernador Tello.

En la sesión del Congreso local del pasado jueves 20 de abril, la diputada Isaura Cruz pidió la renuncia del gobernador Alejandro Tello bajo el argumento de que “ha incumplido con el contrato por Zacatecas” que firmó en materia de seguridad ante notario público.

Y es que fue el propio gobernador que como candidato prometió irse del cargo en caso de no poder contrarrestar los problemas que aquejan el estado, con el eslogan: “Si no puedo me voy”.

“El estado de Zacatecas está agonizando  ante el crimen organizado, si el gobernador no puede, que cumpla con su palabra y se vaya”, exigió la legisladora.

Mientras la diputada de Morena pedía la renuncia del gobernador Tello, se reportaba el hallazgo de 3 cadáveres en el municipio de Trancoso y el asesinato de un hombre en la colonia Valle de Dorado en Guadalupe.

De esta manera el gobierno de Alejandro Tello que desde su campaña se jactó que gobernaría “diferente” y prometió renunciar en caso de no poder con los problemas que aquejan a Zacatecas, enfrenta una grave crisis de seguridad por la cual legisladores de oposición ya piden su renuncia.