.

Lunes, 16 de Octubre de 2017


Exigen Diputados de Zacatecas Regularización de “Autos Chocolates” e Instalación de Módulos de Atención al Migrante

STAFF | CVN

La diputada María Guadalupe Adabache Reyes presentó la Iniciativa de Punto de Acuerdo mediante el cual se exhorta de manera respetuosa al titular del Poder Ejecutivo del Estado para que a través de la Secretaría del Zacatecano Migrante se tomen las medidas necesarias para instalar áreas de atención al migrante que regresa en cada una de las dependencias del Gobierno del Estado.

Asegura la legisladora que el retorno de migrantes demanda de los órganos de gobierno información y ayuda sobre programas de inversión, apoyos a proyectos productivos, incentivos fiscales para nuevas empresas, préstamo y capacitaciones, es por ello que el Instituto Nacional de Migración ha instalado un módulo de atención al migrante que informa y asesora respecto de todos y cada uno de los programas, apoyos y proyectos otorgados por las dependencias federales.

Por lo anterior, consideró necesario que el Gobierno del Estado, en apoyo a las actividades del citado módulo, elabore un catálogo de los servicios y programas que otorguen las dependencias estatales, con el fin de brindar información y asesoría a nuestros paisanos. De la misma forma, estimó necesario que en cada dependencia del gobierno estatal haya un área que asesore a los paisanos, con el fin de garantizar el respeto de sus derechos humanos y facilitar su incorporación a la sociedad después de su estancia en el extranjero.

Por otra parte el diputado Felipe Cabral Soto expuso ante sus homólogos la Iniciativa de Punto de Acuerdo por el que se exhorta al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Enrique Peña Nieto, a que decrete la regularización de vehículos de precedencia extranjera que circulan en el Estado de Zacatecas, como apoyo y solidaridad con los migrantes para que regularicen la estancia de sus vehículos en el Estado de Zacatecas y el país, proponiendo además, que estos paguen como impuesto de importación, un porcentaje del costo en que fue adquirido el vehículo, para que sea sujeto del trato de vehículo legalizado y sea documentado debidamente, y se tenga mayor certidumbre como parte del patrimonio familiar.