.

Miercoles, 18 de Octubre de 2017


#Crónica | Infanticidio en Guardería ABC, 8 Años de Impunidad.

Gerardo Romo| CVN

Ciudad de México.- Una voz inicia con el recuento. María Magdallena Millán García, Andrea Nicole Figueroa,  Emilia Fraijo Navarro… Fátima Sofía Moreno Escalante… así  el memorial del rosario contra el olvido.

Tras cada nombre del magnicidio infantil más grave en la historia de México, ocurrido en la guardería ABC de Hermosillo Sonora el 5 de junio de 2009 sigue el grito unánime de rabia, impotencia y deseo de justicia. ¡No debió Morir!.

“Han sido 8 años llenos de impunidad, 8 años en los que no hemos descansado buscando la justicia”, resume Alejandra Cázares Lucero.

La herida no cierra, el tiempo la abre un poco más. No cicatriza.

Alejandra  carga junto con su esposo la foto en blanco y negro del rostro sonriente de Axel Abraham Angulo Cázarez quien falleció la tarde del 5 de junio en la guardería ABC a los 2 años y 11 meses de edad.

Al pequeño le fascinaba el luchador  “Rey Misterio”. Era su personaje favorito. Su madre lo recuerda como un niño juguetón con un ángel especial que le permitía ganarse a toda la gente. A su edad también  cuidaba a su hermanito de 4 meses.

“A ocho años, su hermano está bien,  me pregunta qué pasó, pregunta si él estaba en ésa guardería, me hace preguntas que no puedo contestar”, señala Alejandra.

Con la caravana marchan observadores de derechos humanos, activistas y padres de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa  desaparecidos y deudos de los masacrados en Noxistlán Oaxaca hace 11 meses y medio.

“Lo que la mantiene de pie, -explica Julia Escalante  detrás de  sus gafas oscuras que no pueden esconder sus lágrimas por su hija Sofía, también muerta en la guardería ABC - es Dios y la solidaridad internacional.

En la lucha por la justicia, se han encontrado en el camino con una  gran cantidad de mexicanos, padres y madres que lloran por sus muertos y desaparecidos que permanecen en la impunidad y con quienes se han unido para acompañarse en su peregrinar.

… Siguen las muertes de niños en estancias infantiles.

Los padres y madres de las 49 víctimas de la ABC lamentan que en el País no  aprendió la lección.

Desde la tragedia del 5 de junio de 2009  que cimbró al País y al mundo, las muertes de niños en estancias infantiles y guarderías prevalecen.

“Van 60 muertes de niños en 8 años, en guarderías públicas y privadas del País, en 2014 fueron 14 decesos de niños tan sólo en Sonora”, lamentó Julia Escalante, madre de una de las niñas fallecidas en el incendio.

De nada ha servido, por ahora la promulgación de la Ley 5 de Junio que entró en vigor a nivel federal en 2011 y que las entidades debían aplicarla un año después a más tardar en  diciembre de 2012,  con el objetivo de garantizar estancias seguras para los niños en los Centros de Atención Infantil (guarderías).

En la mayoría de las entidades no se ha homologado la norma y  en aquellas  donde ya se tiene el ordenamiento, no se aplica por falta de un reglamento.

“Hay muchos estados que no están homologados con la ley 5 de Junio a pesar de que tenían un año para aterrizarla y donde ya está homologada no hay un reglamento, es decir; es letra muerta, no se aplica, no hay sanciones  por eso siguen ocurriendo muertes de más niños en la impunidad, no hay voluntad política de las autoridades”, asegura Abraham Fraijo, padre de Emilia Fraijo Navarro, muerta también en el incendio.

Este padre de familia encabezó la marcha de los padres de los niños de la ABC  que salió del Ángel de la Independencia rumbo a la Dirección General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) acompañado de una de sus niñas, cargando la bandera nacional.

Fraijo lamenta la nula voluntad de los congresos estatales para aplicar la Ley 5 de junio a pesar de que ellos como padres de los niños asesinados en la guardería ABC por la negligencia de las autoridades federales, estatales y municipales han cabildeado con los legisladores de los estados que sólo en el discurso prometieron aplicarla, pero no lo hacen.

Julio Márquez, padre de Yeyé, otro niño víctima de la ABC aprovecha para  recordarle al presidente Peña Nieto su falta de palabra y compromiso con la justicia, ya que les prometió en campaña que caerían todos los culpables de la masacre y a 5 años de Gobierno la impunidad es sello distintivo.

“Peña Nieto ha sido un presidente nefasto que se comprometió en campaña con nosotros en Ciudad Obregón de que habría justicia y jamás cumplió, jamás respondió a las solicitudes que le hicimos para reunirnos con él y le reclamamos que por su indolencia sigue habiendo muertes en las guarderías, al menos 60 decesos después de lo que pasó en ABC eso es terrible”, afirma.

… El anti monumento

Frente a la dirección general del IMSS resguardada por la Policía Auxiliar de la Ciudad de México fue colocado un monumento de 4 metros de alto de lámina con el número 49 en memoria de las víctimas y las siglas ABC.

“No queremos ciudades silenciosas que tapen la infamia con olvido (…) necesitamos alzar la voz para que no sigan ocurriendo estas tragedias evitables, todos deben saber que el Estado Mexicano nos debe  las vidas y felicidad de nuestros hijos e hijas, (…) aunque pretendan desviar sus miradas a otro lado, cuando lleguen  a sus juntas, a sus oficinas  o simplemente pasen por la calle, y tendrán que ver estas letras  que nos marcaron la vida, tendrán que ver el ABC, nos deben JUSTICIA”, lee Estela Báez, mamá de Julio César Márquez Báez, Yeyé.

En el documento de dos cuartillas escrito por el consenso de los padres de las 49 víctimas de la guardería se hace un recuento puntual de la ausencia de justicia en el que han desfilado 2 presidentes de la república, 2 gobernadores y una gobernadora de Sonora, tres presidentes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, 4 directores generales del IMSS, 5 procuradores generales de la república,  (3 hombres y 2 mujeres), 256 senadores, mil 500 diputados federales.

“¿Qué tenemos como saldo?. ¡Nada! Esbozos de una justicia incompleta y tardada” cierra el texto de los padres y madres. 

Priva desatención a niños lesionados de ABC

Se calcula que son 80 los niños sobrevivientes que resultaron con quemaduras y lesiones de gravedad en distinto grado tras el incendio en la guardería ABC y desafortunadamente, la atención no ha sido igual para todos.

Hay quienes siguen sin ser atendidos de manera correcta.

“Este tema es una simulación, no a todos los niños se les está dando la atención integral como debería de ser, la atención no es igual para todos y el gobierno se está tratando de safar”, señala Abraham Fraijo.

“Claramente quieren minimizar las afectaciones a los niños”, agrega.

La atención desigual que el Gobierno estatal y federal ha dado a los niños sobrevivientes tiene para Abraham el claro objetivo de las autoridades de generar división en el movimiento y generar inconformidades para debilitar la lucha.

“Han querido dividirnos, es el manual que tienen para desactivar una lucha social como esta, pero no lo han logrado”, celebra Abraham a quien la gente se le acerca para ofrecerle comida y agua.

Algunos de los niños que sufrieron quemaduras en hasta el 80 por ciento de su cuerpo  son atendidos en hospitales Shriners de Estados Unidos.

Una de las madres que tienen niñas lesionadas señala que en Hermosillo han atendido a su hija, pero reconoce que muchas “han batallado para que se llegue a lograr un proceso de atención y tratamiento adecuado”.

La tragedia seguirá doliendo al País y sobre todo a los familiares de los niños y niñas a quienes ya no ven sonreír. Entre todos hay un clamor ¡¡¡Ni un niño muerto más!!!.