Sabado, 19 de Agosto de 2017


Tras Desalojo de “Paracaidistas” en Guadalupe, Alcalde Reitera que solo Pone Orden

STAFF | CVN

Con el objetivo de escuchar las inquietudes de los inconformes del cerro San Simón, el alcalde Enrique Guadalupe Flores Mendoza, se reunió con ellos y atendió sus demandas. 

Señaló que “el espíritu de su servidor y de mi administración es poner en orden uno de los temas más añejos y que más daño le están haciendo a la administración pública y a los propios ciudadanos; no tener un ordenamiento territorial adecuado”. 

“No podemos seguir creciendo de manera desordenada, tenemos que hacerlo de manera ordenada porque es en principio lo que demandan las familias de Guadalupe y la obligación a la que nosotros debemos dar cumplimiento para poder llevar en apego a la ley los servicios públicos y todos los satisfactores que requieren los hogares en el municipio”, continuó. 

Lo anterior, luego de que el Ayuntamiento tomara posesión del predio de área de donación,  ubicado en Ampliación Minas, lo que provocó que inconformes reclamaran el lugar en el que desde junio de 2016 habían colocado tejabanes pero sin habitarlos.  

Flores Mendoza aclaró que cuando el Ayuntamiento hizo limpieza del lugar no se usó la fuerza pública ni se lastimó la integridad de ninguna persona o ser doméstico, puesto que previo a la acción verificó que nadie residía en los jacales.  

Destacó que el 19 de julio del 2016, ocho personas solicitaron la donación de un predio de 800 metros ubicado en el Cerro San Simón, con quienes se suscribió un documento donde externaban la petición. 

Por ello, comentó que el Ayuntamiento está abierto al diálogo con las ocho personas que requirieron un espacio para ubicar su vivienda, reiterando que el compromiso es con ellos específicamente. 

Precisó que a esas personas se les hará un estudio socioeconómico y se verificará que no posean viviendas propias, para beneficiarlos y reubicarlos en otro espacio, dándoles certeza jurídica y la oportunidad de ser propietarios de una casa digna.  

El presidente municipal reiteró que el compromiso es con quienes suscribieron el documento, “si efectivamente demuestran que se hizo algún daño en su patrimonio estaríamos en toda la disposición de resarcir el daño y de ofertarles un espacio a esas ocho personas”.  

Comentó que el Ayuntamiento tiene una escritura que acredita fehacientemente que esa es una propiedad del municipio y que la intención es colocar en el lugar un espacio de infraestructura pública para beneficio de más de 250 familias que viven en el área circundante del Cerro San Simón.  

“Toda causa y sobre todo ésta, la de tener un espacio donde vivir es muy justa pero no a todas estas causas se les puede asumir como una responsabilidad o un compromiso del Ayuntamiento”, mencionó.  

A la reunión acudieron tres de las ocho personas que signaron la petición al Ayuntamiento, a las cuales se atendió y se inició con el procedimiento para verificar su condición para ayudarlas.