Sabado, 19 de Agosto de 2017


Vigila Profepa Nidos de Tortuga

STAFF | CVN

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) realizó acciones de vigilancia nocturna en el Área de Refugio de la Tortuga Marina en la Bahía de Akumal, Quintana Roo, a fin de supervisar que 368 nidos de quelonios se encuentren en perfectas condiciones, de los cuales 114 nidos corresponden a la especie de Tortuga Caguama (Caretta caretta) y 254 de Tortuga Verde (Chelonia mydas)

Personal de la Oficina Regional de la PROFEPA en Akumal observó, durante un recorrido de 5,595 metros desde la Laguna Yal-ku en Akumal Norte hasta Punta Jade (revisando la Bahía de la media Luna, la Bahía de Akumal y Playa Tortugas al Sur), el retiro de 20 camastros que obstruían el libre paso de los quelonios.

Además, se retiraron las luces blancas de tres residencias que desorientaban a las tortugas, destacando que durante la temporada de anidación 2017, se han presentado mayor número de arribos en la zona, comparados con la temporada 2016, por lo que  es necesario mantener el libre paso para el desove, apercibiendo a turistas y visitantes que deben respetar las áreas de anidación evitando el tránsito, ya que podrían dañar a los nidos o compactar la arena dificultando su viabilidad.

Cabe destacar que de los veinte camastros retirados nueve pertenecen a “Casa Playa Caribe”, cinco a “Casa Lol Ka´naab” y seis a “Casa La Lunita”, apercibiéndoles también de que está prohibido prender luces blancas durante la noche, ya que ahuyentan a las tortugas y en algunos casos las desorientan impidiendo su arribo a la zona.

La temporada de anidación comenzó el pasado mes de mayo y concluye hasta el mes de octubre del presente año, durante la cual se ha registrado en temporadas anteriores que llegan a desovar a las playas de la Bahía de Akumal hasta mil ejemplares de tortugas marinas de las especies Caretta caretta (Tortuga Caguama) yChelonia mydas (Tortuga Verde) que se encuentran en peligro de extinción (P), de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010.

Las acciones de vigilancia nocturna y el monitoreo a lo largo de la zona de anidación ayuda a disminuir la probabilidad de perder nidadas observando lo señalamientos de la Norma Oficial Mexicana NOM-162-SEMARNAT-2012, que establece las especificaciones para la protección, recuperación y manejo de las poblaciones de las tortugas marinas en su hábitat de anidación.

Entre estas acciones se encuentra el retiro obligatorio de la playa de cualquier objeto movible que tenga la capacidad de atrapar, enredar o impedir el libre paso de las hembras y sus crías, además de eliminar, reorientar o modificar cualquier instalación o equipo que durante la noche genere una emisión o reflexión de luz hacia la playa de anidación o cause resplandor detrás de la vegetación costera, durante la época de anidación y emergencia de crías de tortuga marina.

Destacando que las acciones que contravengan la normatividad en la materia pueden ser sancionadas hasta con 50 mil Unidades de Medida y Actualización,  de acuerdo a la Ley General de Vida Silvestre y la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, además de las denuncias penales correspondientes donde pueden alcanzar penas de hasta de nueve años de prisión y multas de tres mil días de acuerdo al Código Penal Federal, mismas que se agravan por estar dentro de un Área Natural de Protección conocida como Reserva de la Biosfera Caribe Mexicano.