Aleccionan a mineros contra Gómez Urrutia

Gerardo Romo

 “Napoleón Gómez Urrutia busca cerrar empresas y atentar contra la economía y las familias de los mineros”, afirma Iván de la Riva, secretario de Prevención Social del Comité Ejecutivo de la sección 62 del “Sindicato Nacional de Mineros El Frente”, liderado a nivel nacional por Carlos Pavón Campos.

El discurso es dirigido por el joven minero a una veintena de nuevos contratistas que laboran en la mina Peñoles Fresnillo PLC, la mayor productora de plata en el mundo.

El curso ocurre justo un día antes de que el líder minero exiliado en Canada rindiera protesta como Senador de la República por Morena.

Este tipo de talleres para los recién llegados a la mina, los realizan 2 veces a la semana con el objetivo de que “no se dejen engañar”.

Quien imparte el curso de formación insiste que a Nepoleón Gómez Urrutia nunca le importaron sus agremiados, que hizo del sindicato un negocio propio y les robó a los mineros de Cananea 55 millones de dólares.

 A los asistentes también se les proyecta un video de unos 20 minutos de duración que recoge testimonios de mineros afectados por la huelga de más de 11 años 2 meses en la mina de Cananea.

“Mientras a los mineros de Cananea cada año se les llegaban a dar utilidades por 400 mil pesos al año, ahora sobreviven con 500 pesos semanales”, asegura el narrador del video, mientras muestra imágenes del pueblo desolado.

En las primeras filas del teatro “Primero de Mayo”, donde son aleccionados los futuros miembros del sindicato, apenas y parpadean, otros lucen cansados, pero tienen que estar ahí, es parte de sus obligaciones.

Para que minero pueda formar parte del sindicato, una de las primeras exigencias a cumplir es que sea leal al sindicato, que escuche todo, calle y no critique.

“La lealtad es que asistan a las asambleas y estén pendientes a los llamados que hacemos desde el Comité Ejecutivo”, explica Antonio Zamarripa, secretario General de la sección 62 y quien tiene apenas 3 meses de haber sido electo.

El sindicato cuenta con 950 trabajadores afiliados y se calcula que por lo menos hay otro número similar de trabajadores contratistas que buscan ganarse un espacio en el sindicato.

Antes de concluir el taller de formación sindical, Iván de la Riva, explica que esta sección sindical es afín al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

“Nosotros al principio íbamos a apoyar al partido Encuentro Social, pero como decidieron aliarse con López Obrador, quien protege a Napoleón Gómez Urrutia, no podíamos estar con ellos y apoyamos al PRI”, explicó.

En el recinto aparecen colgadas mantas de las secciones afines a este nuevo sindicato como las ubicadas en Zacazonapan, Estado de México, Bermejillo y Valardeña en Durango y otras, que según sus dirigentes representa al 10 por ciento del total de mineros en el País (unos 15 mil trabajadores).

Antes de despedirse de sus compañeros, el Secretario de Prevención Social recuerda a sus compañeros que la principal misión del sindicato es cuidar a la empresa Peñoles, púes ella es quien les da trabajo y con él llega el sustento económico a las familias, como ha ocurrido desde su fundación en Fresnillo, hace al menos 11 años.

 “Recuerden que tenemos que cuidar la empresa”, dice.

El curso termina, algunos trabajadores vuelven a casa, otros ingresarán a la mina, salen tranquilos del recinto, no hablan mucho, algunos fuman cigarrillo y siguen su camino.

…. Que Napillo rinda cuentas.

 Antonio Zamarripa, secretario general de la sección 62 del Sindicato de Mineros “El Frente” critica que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador haya protegido y posibilitado que Napoleón Gómez Urrutia regresara del exilio de más de 10 años en Canadá al senado de la República por Morena.

“Sería bueno que ahora que Napillo está de regreso explique el desfalco minero por 55 millones de dólares a los compañeros de Cananea o que rinda cuentas a las familias de los compañeros que murieron en Pasta de Conchos, porque él siendo secretario general del sindicato sabía de las condiciones de inseguridad que vivían a diario nuestros compañeros”, asegura.

Zamarripa insiste que Gómez Urrutia siempre vio por sus intereses personales en los años que fue el máximo dirigente de los mineros en el País.

“El dirigió a los mineros sin haber sido minero desconociendo lo que se vive y padece dentro de una mina”.

Zamarripa descarta que le llegada de Napoleón al senado signifique beneficios para los trabajadores del sector.

Y del próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el dirigente de la sección 62 espera tenga un trato digno con todos los mineros y con la clase trabajadora en general.